Pelucas y Estética capilar. Una historia real.

Esta es la historia de como una mla decisión sobre en quien confiar tus pelucas y postizos puede llegar a arruinarte la existencia.También cuento como finalmente Irene de Concept Hair Systems y  The Hair Shop (pelucasypostizosonline.com), me hizo recobrar la autoestima así como  una nueva imagen capilar. Una tarde de la primavera pasada, me detuve en mi peluquería para un retoque rápido antes de un evento. Cuatro horas más tarde, me fui con mi apretada capucha puesta sobre la cabeza para ocultar el hecho de que yo estaba caminando sin ningún tipo de pelo sobre mi cabeza.

De un simple retoque se arruinó mi peluca.

Tengo alopecia, el nombre médico de lujo para designar la pérdida de cabello por muchos tipos de factores, uno de ellos cuando el sistema inmune ataca los folículos del cabello sin razón, causando la pérdida de cabello, y he llevado una peluca desde que mi pelo empezó a salir en grupos sin cubrir toda la superficie del cuero cabelludo hace más de siete años. Ese día yo había ido a mi peluquero, el cual también ha diseñado mis pelucas, ) para un sin número de diversos arreglos que se solucionaron sin problemas en los últimos años. Él y su compañero, que era el que estaba en el salón esa noche, están especializados en mujeres con pérdida de cabello.

Gabinetes de estética y peluqueros poco profesionales

Esa noche, en lugar de un simple arreglo, mi peluca fue destruida. El peluquero me lavó el pelo de la peluca de la misma forma que lo haría con el cabello natural, formándose un nudo gigantesco. Todo el acondicionador sin enjuague en el mundo y horas con un peine y no se pudo desenredar de ninguna forma.

Mi peluquero estaba angustiado al verme salir del salón totalmente sin pelo y me llamó al día siguiente para disculparse por lo mucho que le había afectado verme así. Yo estaba totalmente indignada;  ¿qué cuánto le había afectado a él? ¿Y yo?, la chica que tuvo que llamar a un taxi bajo la lluvia, mientras sujetaba con fuerza y desesperadamente los lados de la capucha, para que no se saliera? Sí, hay mujeres por ahí que no les importa salir a la calle mostrando una calvicie total, pero yo no soy una de esas mujeres. Tener pelo, incluso si no está creciendo de la cabeza, es lo que me da la confianza para sentirme bien conmigo misma. Me juró que me llevaría dos nuevos postizos tan pronto como fuera posible.
Afortunadamente, tenía una vieja peluca en casa en condiciones decentes, que yo sería capaz de llevar por lo que pensé serían un par de semanas. Pero las semanas se convirtieron en un mes, y posteriormente dos meses. Yo llamaba a mi peluquero cada pocos días, recordándole una y otra vez que tenía las vacaciones de verano por delante, y que quería sentirme bien mientras tomaba fotos. Juró que la tendría antes de las mismas. Entonces, dos semanas antes de mi viaje, me dijo que ya las tenía.

La peluca estaba mal de principio a fin; el color no era el que tenía mi vieja peluca y que yo le había pedido que mantuviera, la textura era áspera, tenia flequillo que yo le había dicho expresamente que no quería. Él juró que lo solucionaría antes de que me fuera de vacaciones. Volví unos días más tarde, y aunque estaban resueltos los problemas anteriores de color, textura y flequillo,  la peluca se había desajustado y no encajaba en mi cabeza adecuadamente. Él prometió que dejaría cualquier otro trabajo para hacer que tuviera la peluca lista antes de salir de vacaciones.

La noche antes de salir para mis vacaciones, me dirigía al salón para recogerla después del trabajo. Cuando salí del metro, tenía un mensaje de voz de su compañero, diciendo que no estaba lista todavía. Inmediatamente le volví a llamar.

Seguro que alguna vez has visto a alguien chillar en mitad de la calle a través de su móvil a otra persona, esos que parecen locos gritando y maldiciendo a sus teléfonos en la calle. Esa era yo. Había confiado en ellos con lo que es, en esencia, una gran parte de mi identidad como mujer, y sentí que no me trataban con respeto. La peluca original que habían arruinado me había costado 4,000 euros. El peluquero finalmente me la trajo a mi apartamento cerca de la medianoche anterior al día de mis vacaciones . La cogí y le cerré la puerta en las narices.

Me disculpé más tarde por la forma en que hablé con él, pero no le pedí perdón por mis sentimientos. Atribuimos una gran parte de nuestra autoestima a nuestro cabello, y no creo que esto sea malo en absoluto, pero sí quiero decir que cuando algo le sucede mis emociones se disparan. Piensa acerca de cómo te sientes de molesto después de un mal corte de pelo, e imagina como estarías si te toca pagar miles de euros por un corte de pelo que no se ajusta a lo que has pedido y que vas a tener que llevar por varios años.

La nueva peluca era lo suficientemente bueno, pero no era genial. Todavía no se ajustaba perfectamente a mi cabeza, el corte todavía se veía algo extraño, la parte superior era muy voluminosa, en resumen no tenía un aspecto totalmente natural. El hecho de que me pongo una peluca no es un secreto, pero aún así, no quiero imaginar todos los extraños en la calle que me miran dos veces a mi pelo porque aunque no saben exactamente qué, ven algo raro. He sido consciente de mi pelo en el fondo de mi mente desde que empecé a usar pelucas, pero por primera vez, estaba preocupándome por mi apariencia todos los días, un hecho aún más difícil hecho de que no pude hablar con nadie al respecto, que estuviera sintiendo lo mismo que yo, ya que no todo el mundo ha tenido miedo de que una fuerte ráfaga de viento pueda llevarse su peluca volando.

Tu imagen personal se merece los mejores profesionales en pelucas y postizos.

Cuando volví al trabajo después de mi viaje, estaba decidida a encontrar un gabinete de estética e imagen capilar altamente especializada en pelucas para mujeres con alopecia. Cuando le lleve la peluca que estaba usando, me mostró otra serie de defectos de la peluca que yo no me había dado cuenta, me indicó cuales eran las instrucciones para el cuidado y mantenimiento de ese tipo de peluca, las cuales no coincidían con lo que me dijeron anteriormente, y sobre todo me dijo que el precio que me habían cobrado por ello era totalmente excesivo. Averiguar todo esto supuso una nueva decepción y el sentimiento de haber sido engañada durante mucho tiempo.

Desde Concept Hair Systems, Irene prometió que encontraría el cabello adecuado para mí, y yo confiaba en ella. Irene llegó a mi con tanta fuerza que en este punto, me gustaría confiar en ella toda mi vida. Mi nueva peluca se adapta perfectamente plana en la cabeza, e incluso tiene una línea de cabello real. Puedo enderezarlo, puedo encresparlo, puedo saltar en un lago con él. No soy consciente de que esté allí, al igual que cómo era cuando mi pelo creció realmente. No pensar en mi pelo todo el tiempo me ha devuelto la confianza, cuando me miro en el espejo, me siento bien acerca de la persona que veo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s